CORRER EN CINTA VS CORRER AL AIRE LIBRE

12109830_10156080955870570_5135104230547546607_o

Por Juan José Sánchez / @JuanJoseTrainer

 

Correr en cinta no es igual que correr en la calle y la prueba más evidente la encontramos en las agujetas que nos sales cuando, tras un periodo de sesiones en tapiz, volvemos a correr fuera.

Cuando llega el frío nos vemos tentados a quedarnos en el sillón pero hay una alternativa que es la cinta de correr. No obstante no es lo mismo que correr al aire libre y hay algunas consideraciones a tener en cuenta. Te resumimos las más importantes:

  • Mayor participación cadena anterior: tibiales, cuádriceps y flexores de cadera.
  • Menor recorrido articular.
  • Menor movilidad de tobillos.
  • Mayor frecuencia de zancada.
  • Menor amplitud de zancada.

Como puedes ver no es lo mismo correr fuera que en el gimnasio pero la cinta puede ser un complemento interesante o al menos una alternativa para los meses de más frío.

 

Juan José Sánchez / @JuanJoseTrainer

Especialista Universitario en Entrenamiento Personal (UPM)

Especialista en A. Físico y Composición Corporal

NSCA-CPT, Core Reebook Personal Trainer

12109830_10156080955870570_5135104230547546607_o