Descubre el (Hiit)

Hola chic@s! Hoy escribo para explicaros qué es el Hiit y los beneficios que  aporta, seguro que muchos de vosotros habéis oído hablar de este tipo de entrenamiento pero no conocéis muy bien de que se trata o los resultados que podéis obtener de él.

IMG_3273

En primer lugar, el significado de esta siglas viene del inglés, y significa: High Intensity Interval Training,  es decir, Hiit, que traducido al español  es un entrenamiento de alta intensidad por intervalos.

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta será nuestra Frecuencia Cardiaca (Fc), esta deberá estar comprendida entre un 80-90% de nuestra Frecuencia Cardiaca Máxima (Fc max). Por ortra parte el tiempo de trabajo será  en intervalos entre 30 segundos y 2 minutos, con descansos que varían entre 10 segundos (intervalos <90% FCmax) e incluso 3-4 minutos para aquellas intensidades más elevadas (> 95% FCmax).

Lo que más me gusta de este entrenamiento es que se puede aplicar a todos los ejercicios que conozcamos, desde simples abdominales o unos burpees, hasta  correr  en cinta, en la calle o en una elíptica, en fin todos y cada uno de los ejercicios que  conozcas y todos los que te puedas inventar. Como entrenador personal me gusta realizar este tipo de entrenamiento en ejercicios multiarticulares (que involucran varias articulaciones y grupos musculares) ya que requieren un mayor gasto calórico y una mayor intensidad de trabajo.

En cuanto a los beneficios uno de los principales es que favoreceremos la quema de grasa mientras que también aumentaremos  nuestra masa muscular. Gracias a  los cambios de intensidad conseguimos metabolizar la glucosa más eficientemente, nuestra resistencia y rendimiento mejoraran, a la vez que conseguiremos que nuestro VO2 Max(cantidad máxima de oxígeno que nuestro organismo puede transportar en un tiempo determinado) aumente, provocando una mejoría en la resistencia aeróbica. Y por si fuese poco  el Hiit provoca que nuestro organismo consuma más calorías en estado de reposo.  Asique atrévete a probarlo y no te arrepentirás.

 

Carlos Pérez-Caballero