LIBERACIÓN MIOFASCIAL.

liberacionmiofascialejercicio

Desde hace unos años, es conocida la liberación miofascial por sus beneficios en el rendimiento de deportistas y por su bajo coste.

Esto está muy bien, pero ¿qué es la liberación miofascial?

Es una terapia dirigida a las fascias del cuerpo y de manera indirecta al resto del aparato locomotor y resto de estructuras, incluyendo a las vísceras.

Ya hemos explicado qué en esta terapia, tratamos las fascias del cuerpo. Las fascias son tejido conjuntivo que se encuentra protegiendo músculos, grupos musculares, envuelve glándulas y órganos. Alrededor de las articulaciones también existe, donde forma los ligamentos.

Resueltas estas dudas, nos surge otra cuestión ¿Cómo se realiza? Muy simple, necesitaríamos un foam roller, si no tenemos podemos utilizar una pelota de tamaño de una de tenis o incluso nuestras propias manos. A continuación, os enseño el material.

foamrollertupersonaltrainer

 

 

 

 

Una vez que tenemos el material nos pondremos en posición cómoda y sobre el foam roller o la pelota. Intentaremos respirar de forma lenta y constante a la vez que ejerceremos presión sobre el músculo o grupo muscular que queremos liberar. Son sesiones largas y pausadas, así conseguiremos que la estructura vaya cediendo, consiguiendo estirar la fascia que envuelve la musculatura. Esto provoca una sensación de relajación en la zona tratada.

Sus beneficios son varios:

  • Disminución del dolor muscular, y por tanto mejora la calidad de vida.
  • Aumento del movimiento muscular (ROM).
  • Mantener sano el sistema fascial, sin lesionarse ni sufrir restricciones por puntos gatillo.
  • Elimina toxinas.
  • Ayuda a la mejora postural.

Pero como todo, tiene sus contraindicaciones y no se puede aplicar a casos de sufrir cualquiera de las siguientes patologías:

  • Aneurismas
  • Factura
  • Fiebre
  • Tumores
  • Enfermedades infecciosas.
  • Flebitis
  • Primer trimestre de embarazo.

Sabiendo todo esto ya podemos realizar la liberación miofascial. Hay que tener en cuenta que según nuestro objetivo, haremos la liberación antes del ejercicio, después o en el día de descanso de la actividad física:

  • Pre-entreno: durante el calentamiento, que es cuando vamos a conseguir mejorar el ROM articular y preparamos el músculo para el esfuerzo al haber activado la circulación.
  • Post-entreno: en la vuelta a la calma donde mejoraremos la capacidad de recuperación del músculo o grupo muscular.
  • Día de descanso o descanso activo, se utiliza para aliviar los puntos gatillo miofasciales.

En conclusión, adaptaremos la aplicación de esta terapia en función de nuestras necesidades y objetivos que buscamos o necesitemos. Personalmente hago esta técnica después de hacer mi rutina y consigo mantener más relajada mi musculatura, tener menos agujetas y mayor elasticidad.

liberacionmiofascialejercicio