¡Omega 3, tu nuevo aliado!

destacada-omega3

Seguro que has oído hablar de él, por enriquecer multitud de alimentos en los últimos tiempos.  El omega 3 es un tipo de ácido graso poliinsaturado, porque contiene dobles enlaces en sus moléculas, y se considera esencial porque el cuerpo no puede producirlo por él mismo. Pertenece al grupo de las grasas insaturadas, que son las grasas saludables y necesarias para el buen funcionamiento del organismo.

Hay tres tipos de omega 3 principalmente, el ácido linoleíco que se encuentra en los aceites de semillas, las nueces o el aceite de oliva. El ácido eicosapentaenóico  (EPA), que se encuentra en el aceite de pescado azul, la verdolaga y la leche materna, y tiene efectos beneficiosos con la hipertensión, evita la trombosis, es antiinflamatorio, previene la arteriosclerosis, etc… Y el ácido decosahexaenoico (DHA), que forma parte del cerebro hasta en un 50% y ayuda en el embarazo, contra la depresión, la esquizofrenia, el Alzheimer, Parkinson, migrañas,etc…

A parte de ser imprescindible en nuestro día a día, por lo antes mencionado y por ayudarnos a reducir o evitar enfermedades cardiovasculares, colesterol o enfermedades articulares, si realizamos deporte, nos resultará sumamente beneficioso ya que interviene en los procesos de oxidación, mejorando la funcionalidad de las membranas celulares y reforzándolas contra los radicales libres, y contra la inflamación, derivada del ejercicio intenso.

Fuentes de omega 3

Encontramos este ácido graso de forma natural en pescado azul, gambas,  moluscos  y huevos, en aceites vegetales como el de linaza, oliva o girasol o aceites de pescado. En algunos vegetales de hoja verde, la col, calabaza o perejil pero en poca proporción y en frutos secos y semillas, como las semillas de chía, lino o  en la quinoa.

Podemos encontrarlo en productos enriquecidos con este ácido, cuando lo añaden de forma artificial, como leche enriquecida, zumos,  galletas…

También lo encontramos en forma de complementos nutricionales, normalmente en forma de perlas que se toman por vía oral y están compuestas de aceite de pescado, están recomendadas en dietas en las que no se consume pescado azul con habitualidad.

Por otro lado, encontramos numerosos suplementos deportivos que contienen omega 3, normalmente DHA y EPA, son aconsejables para los deportistas por un aporte extra de todos los beneficios antes mencionados, y en procesos de aumento de masa muscular o pérdida de grasa. En definición, ayudan a disminuir la concentración de triglicéridos, reducen el colesterol LDL, que es el perjudicial y aumentan el HDL que es el bueno. Y en aumento de masa muscular, los omega 3 ayudan en la síntesis proteica muscular, disminuyendo la inflamación y mejorando el uso de la insulina.

Tanto en forma de complemento nutricional como de suplemento deportivo  es un mismo producto vestido de forma diferente y destinado a un consumidor diferente. Sea como sea tu día a día, si estás pensando incorporar a tu dieta alguno de estos, debes tener en cuenta algunos detalles como:

su composición, procura que sólo contenga ácidos grasos omega 3 y no los combine con los omega 6, ya que estos los ingerimos en cantidad suficiente en la dieta y un exceso de omega 6 en proporción a omega 3 puede ocasionar problemas en nuestro organismo.

Tus necesidades, es decir si estás embarazada te irá mejor un suplemento que contenga más cantidad de DHA para beneficiar al feto y si tu objetivo es controlar tus niveles de colesterol, te será más conveniente un omega 3 que contenga más cantidad de EPA.

destacada-omega3

Como con cualquier otra cosa, es fundamental dedicar especial atención para realizar una elección adecuada a nuestra situación.