Pilares del Entrenamiento.

yoga-241609_1280

Es muy frustrante ir a diario al gimnasio y no ver resultados. Cuando eso se produce, es el momento de analizar qué hacemos y cómo lo hacemos, para detectar fallos y plantear soluciones.

Para ello os vamos a mostrar los pilares en los que se basa un buen entrenamiento a la hora de conseguir resultados en tiempos récord.

1) Entrenamiento. Analiza tu entrenamiento. ¿Es un entrenamiento estándar? ¿Quizás lo sacaste de internet? ¿o de la base de datos de tu gimnasio? Bien, pues todas estas son malas opciones, ya que a la hora de crear una rutina de entrenamiento debemos de ser analizados previamente por un entrenador para que este nos diga que ejercicios, series, repeticiones y descansos debemos tomar. Ademas, este mismo ira cambiándonos la tabla y viendo nuestra evolución. Se debe cambiar a lo largo de las semanas los ejercicios, su ejecución, tiempos de descanso e intensidades para empezar a ver buenos resultados.

2) Realizar los ejercicios. Una vez que tenemos una buena tabla de entrenamiento acorde a nuestras necesidades y objetivos y siempre tras ser analizado por un profesional, ahora toca ponerlos en practica. Tan importante es tener una buena tabla como saber ejecutar los ejercicios que hay en ella. Para eso no dudes en preguntar al profesional. Una mala postura, o una mala ejecucion del ejercicio nos pude llevar a una grave lesion o a quedarnos estancados en nuestro entrenamiento.

3) Constancia. Ya disponemos de una rutina y sabemos realizar los ejercicios, ahora toca lo más difícil y es acudir día tras a día al gimnasio a realizar los entrenamientos programados. No vale con ir una vez a la semana o al mes, las rutinas de entrenamiento se basan en la constancia y la repetición hasta conseguir los objetivos propuestos. “Cuando nada parece ser de ayuda, miro a un picapedrero golpeando la roca tal vez hasta cien veces sin que aparezca ni una sola grieta. Sin embargo, al ciento y un golpe la rompe en dos, y sé que no fue ese golpe el que la partió, sino todos los anteriores”, la frase habla sobre el esfuerzo y la constancia.

4)Alimentación. Dejamos la rutina y el gimnasio de lado y nos centramos en otro aspecto básico a tener en cuenta de cara a conseguir nuestros objetivos propuestos, la alimentación. Constituye un 50-60% a la hora de llegar a conseguir el cuerpo 10 que tanto ansiamos, ya que podemos machacarnos en el gimnasio pero si comemos cuando y como queramos los resultados apenas serán visibles. Por ello, hay que llevar una dieta acorde a los objetivos propuestos y el entrenamiento planteado. Recuerda que por norma general debemos comer al menos 5 veces al día dejando entre comida y comida 3 horas de descanso.

5)Descanso. Igual de importante es entrenar que descansar para que una rutina de musculación tenga efecto. Asegurar unos buenos hábitos de descanso nos va a ayudar a crear el entorno hormonal adecuado para que, con el entrenamiento y la alimentación adecuadas, los músculos crezcan en las mejores condiciones posibles.

6) Vida saludable. Recuerda que estos han sido nuestros 5 pilares básicos a la hora de ponernos en forma y conseguir los objetivos propuestos, pero queda recordaros el pilar central que sostiene a todos estos. Llevar una vida saludable, en el que evitemos los excesos de tabaco y alcohol, trasnochar o evitar el alto de grado de estrés harán que los pilares anteriores se consigan de forma mas rápida.

kettle-bell-592905_1280